Cobertura Hello Green

Close Hello Green

¿Olvidaste tu contraseña?

Regístrate ahora
CerrarClose menú catálogo
Icono Carrito HelloGreen

Carrito de Compras
(Recuerda que el mínimo de compra es de $ 400.00 MXN)

Su carrito está vacío.
Agregue productos por favor.


Subtotal     $ 0.00 MXN

  • Síguenos Facebook Hello Green Twitter Hello Green Twitter Hello Green Pinterest Hello Green
  • Cobertura Hello Green55-6610-7230
  • Cobertura Hello GreenVerificar Cobertura

Mitos y realidades en la alimentación

Categoria: Blog, publicado el : 11 enero de 2018, por Angélica Lomelí.

Mitos y realidades en la alimentación

Mitos y realidades en la alimentación por Angélica Lomelí

Termina un ciclo, empieza uno nuevo y con ello la oportunidad de reinventarnos en todos los aspectos de nuestra vida, principalmente en la salud, ya que sin ella difícilmente podremos cumplir nuestros objetivos a lo largo del año.

La salud no es una meta; por el contrario, es un vehículo para alcanzar nuestras metas.

Nuestra salud depende a diario de las decisiones que constantemente tomamos en torno a nuestro estilo de vida, decisiones como hacer ejercicio o no, elegir adecuadamente nuestros alimentos, disfrutar de lo que hacemos o no, socializar con quienes nos rodean, conectar con nosotros mismos y descansar lo necesario, entre otras.

El inicio del año es un excelente pretexto para cambiar los hábitos que no nos funcionaron en el año anterior y poner toda nuestra energía en hacer los ajustes necesarios para estar mejor.

El alimento lo cambia todo y por ello es muy común escuchar propósitos de año nuevo relacionados con la alimentación, tantos, que de tanto repetir se convierten en mitos.

A continuación te compartimos una variedad de mitos y realidades que te ayudará a ser más selectivo en los cambios que deseas hacer en torno a tu alimentación.

1. Los alimentos enteros engordan.      FALSO

¡Al contrario! Debido a que los alimentos refinados no te dan el sentido de saciedad que obtienes con los alimentos enteros, por lo general necesitas más. Los alimentos enteros no engordan. Con una pequeña cantidad de alimentos enteros obtienes mucha más energía y más saciedad que con los alimentos refinados.

 

2. No desayunar y/o no cenar ayuda a bajar de peso.      FALSO

Es necesario hacer 3 comidas completas balanceadas y 2 colaciones diariamente. Cuando se prolongan los tiempos de ayuno, el metabolismo se hace más lento y la posibilidad de acumular grasa aumenta.

 

3. La alimentación vegetariana se puede considerar como completa.    CIERTO

Una alimentación vegetariana bien planteada tiene la capacidad de ofrecer todos los nutrientes que el cuerpo requiere para funcionar adecuadamente. Sí, incluso las proteínas.

 

4. Ser omnívoro es más sano.     FALSO

Comer de todo no es equivalente a estar más sano. Se requiere de una dieta balanceada, cualquiera que esta sea, para cubrir los requerimientos nutricionales.

 

5. Hay que evitar la sal a toda costa.     FALSO

El sodio es un mineral necesario para nuestro cuerpo y por lo tanto debemos consumirlo en cantidades adecuadas. La OMS recomienda un consumo que no rebase los 1500 y 2000 mg de sodio diarios. Más sería un exceso.

6. Es bueno reducir el consumo de azúcares.    CIERTO

Recomendamos comer azúcares en su manera más natural posible, menos refinada posible y en la menor cantidad posible. La OMS recomienda un consumo de azúcares naturales no refinados que no rebase 24 grs o 6 cucharaditas diarias.

 

7. Lo ideal es beber al menos 2 litros de agua diariamente.     FALSO

Beber agua sin control ni balance puede barrer con tus minerales y provocar cansancio extremo. Toma agua en la cantidad que tu cuerpo te lo indique y sólo cuando tu cuerpo te la pida. Aumenta tu consumo de agua si sufres de problemas de estreñimiento y si deseas mantenerte hidratado utiliza líquidos como agua de coco natural, agua de fruta sin azúcar añadida, tés o infusiones.

 

8. La mayoría de las sustancias químicas añadidas a los alimentos procesados son dañinas.

    CIERTO La mayoría pueden causar daño en tu metabolismo y tus neurotransmisores de hambre, saciedad y placer.

 

Ya sea que este año hayas decidido reducir tu consumo de azúcares, aumentar tu consumo de alimentos enteros o probar cómo te va con una dieta vegetariana, recuerda que, para que todo cambio sea exitoso debes hacerlo a pasos pequeños, poco a poco un cambio a la vez.

¡Feliz 2018!

Angélica Lomelí


Estoy certificada como Holistic Health Coach por el Institue for Integrative Nutrition, NY y por el Center for Mind and Body Medicine, EU. Soy Terapeuta Floral y Consultora en...
Ver mas notas...

¿Qué opinas?


Regresar Hello GreenRegresar

Archivo